LO QUE SE MUEVE

Aunque la ley lo prohíbe, vehículos circulan sin placa ante mirada indiferente de las autoridades

Pese a que la ley 63-17 sobre Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de la República Dominicana, establece que todo vehículo de motor tendrá que circular portando dos placas, colocadas en las partes delantera y trasera, decenas de conductores obvian la disposición y cada día salen a las calles sin la importante leyenda ante la mirada indiferente de las autoridades competentes.

Esta acción se repite diariamente en calles y avenidas del Gran Santo Domingo por choferes de todo tipo de vehículos, incluso hasta de instituciones públicas, a pesar de que la ley también contempla multa de uno a tres salarios mínimos del que impere en el sector público centralizado, y la reducción de los puntos de la licencia de conducir, conforme el reglamento correspondiente.

 

Los conductores también violentan la norma aunque el párrafo III del artículo 189 de la referida ley establece que los agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) podrán retener y remolcar dichos vehículos y conducirlos a sus respectivos parqueos.

En recorridos realizados por diferentes calles y avenidas del Distrito Nacional y Santo Domingo Este para la realización de este trabajo, reporteros de El Nuevo Diario constataron que algunos conductores se desplazan a cualquier hora del día por lugares que son vigilados por agentes de la Digesett, sin mostrar el mínimo temor a ser fiscalizados  como lo establece la normativa.

¿Por qué violan la ley?

Conducir sin placa en República Dominicana es una práctica antigua, pero se ha intensificado en los últimos años por la falta de aplicación de un régimen de consecuencia por parte de las autoridades, según el experto en el tema, Hugo Beras.

“Es un tema preocupante que data desde muchísimo tiempo, viendo vehículos sin placas y otros con placas de exhibición vencidas también, y esto se debe a múltiples razones, pero más que un trabajo de fiscalización que haga la Digesett u otra institución, es un tema de consecuencia”, expresó Hugo Beras, productor del programa Vehículos en la Radio.

En ese sentido, el también secretario general del ayuntamiento del Distrito Nacional sostuvo que muchos ciudadanos infringen la ley porque saben que las consecuencias “son muy blandengues”.

Hugo Beras, experto en vehículos

“Tenemos una ley 63-17 que establece un régimen de consecuencia que todavía no se ha implementado, entonces, lamentablemente en el tema de automóviles, de vehículos de más de cuatro gomas, vemos cómo a cada rato la gente, incluso, cambia el formato de la placa para ponerle una personalizada porque entiende que no le sucederá absolutamente nada”, expresó Beras.

El también comunicador agregó que “sin consecuencia es difícil que la gente cumpla”.

Las consecuencias

De su lado, el analista de la ley 63-17, Dary Terrero, coincide con Beras, en el sentido de que la falta de fiscalización por parte de los agentes de la Digesett propicia de que cada día muchos vehículos salgan a las calles sin la placa, y en algunos casos usándolas de manera irregular, ya sea con ralladuras, calcomanías o en lugares inadecuados, acciones también prohibidas por dicha legislación.

Dary Terrero, analista de la ley 63-17

Terrero sostiene que el hecho de que muchos vehículos circulen en la vía pública sin placa aumenta el riesgo de criminalidad y la inseguridad, en el sentido de que sus ocupantes pueden cometer fechorías sin dejar mucha evidencia.

Recordó que, para paliar esa situación, precisamente los legisladores acordaron plasmar en la referida ley el uso dos placas, en las partes delantera y trasera del vehículo, para que las autoridades tuvieran mayor control de los automóviles al desplazarse.

Terrero hizo un llamado tanto a la Policía Nacional como a la Digesett, para que presten mayor atención al tema de los autos que circulan sin placa “ya que esto aumenta el riesgo de inseguridad en la República Dominicana”.

 

La Digesett minimiza casos 

Pese a la realidad del caso, graficada en las presentes imágenes, el enlace ante los medios de comunicación de la Digesett, el coronel Rafael Tejeda Baldera, admitió que la situación se produce en el país, pero que se ha reducido a su mínima expresión en los últimos días.

“Con relación a los vehículos que circulan sin placa, todo eso se ha llevado a su mínima expresión. Se supone que al día de hoy no deben transitar vehículos sin placa”, manifestó Tejeda Baldera.

Rafael Tejeda Baldera, coronel de la Digesett

Reconoció que aquellos que llevan a cabo esa mala práctica son personas que desobedecen lo que establece la ley 63-17, “sin embargo, nosotros estamos actuando, y de eso pueden tener plena seguridad, que cuando un vehículo transita sin placa inmediatamente es retenido y llevado a los diferentes parqueos de la Digesett”.

El oficial concluyó que esta práctica no está de moda, que simplemente algunas personas osan de salir a la calle sin la debida placa.

Lo que establece la ley

La ley 63-17 es clara y precisa en lo que se refiere al uso de la placa y a las consecuencias de transitar sin ella o vencida.

En el artículo 189, en su numeral 1, establece que queda prohibido conducir un vehículo de motor o tirar de un remolque por las vías públicas sin haber obtenido el certificado de propiedad de vehículo (matrícula) y la placa correspondiente expedidos por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

Numeral 4: Queda prohibido conducir un vehículo de motor o tirar de un remolque por las vías públicas sin exhibir las placas en la forma dispuesta por esta ley y sus reglamentos.

Numeral 7: Circular un vehículo con una placa mutilada, alterada, doblada, recortada, tapada, fotocopiada, producida por el propio interesado o en algún lugar de impresión diferente a la emitida por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), o perteneciente a otro vehículo de motor.

Numeral 13: Conducir por las vías públicas un vehículo de motor o tirar de un remolque cuya placa haya sido suspendida, cancelada o esté vencida, o cuyo marbete no haya sido renovado.

El párrafo I del citado artículo precisa que las violaciones a las citadas normas serán sancionadas con una multa de uno (1) a tres (3) salarios mínimos del que impere en el sector público centralizado, y la reducción de los puntos de la licencia de conducir, conforme el reglamento correspondiente.

En tanto que artículo 165 indica que “todo vehículo de motor portará sus placas colocadas en las partes delantera y trasera. No podrán estar ocultas, ni ser impedida su visibilidad con objetos de carácter ornamental o de otro tipo. La placa trasera deberá estar alumbrada por luz incolora o ser de material retro-reflectivo”.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: