LA REPUBLICA

Banco Central proyecta que economía tendría un crecimiento interanual de 6.0% en 2021

A pesar de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus la economía de la República Dominicana podría registrar un crecimiento interanual de alrededor del 6%, según las proyecciones del Banco Central.

De acuerdo al informe «Retos y perspectivas para 2021:la economía dominicana y el escenario internacional», el BCRD explica que a nivel global se prevé una recuperación, proyectándose un crecimiento de la economía mundial de 4.0% en 2021, con expansiones de 3.5% en Estados Unidos de América y de 3.6% en la Zona Euro, así como de 3.7% en América Latina.

En ese contexto, la economía dominicana registraría un crecimiento interanual en torno a 6.0% en el presente año, en un contexto de estabilidad de precios y fuertes fundamentos macroeconómicos.

“La economía dominicana ha mostrado una gran capacidad de recuperarse rápidamente de las recesiones que le han afectado, apoyada en sus fuertes fundamentos macroeconómicos. La tendencia que ha mostrado el producto en los últimos meses, junto a las previsiones del sistema de pronóstico del BCRD, permiten vislumbrar un nuevo episodio de resiliencia ya que el crecimiento dominicano podría ubicarse en terreno positivo hacia el cierre del primer trimestre del presente año“, señala la institución en el informe publicado este domingo.

El Banco Central indica que se ha afianzado el proceso de recuperación gradual de la economía dominicana desde que viviera su momento más crítico en abril del pasado año.

Señala que luego de una caída interanual durante ese mes de -29.8%, la disminución de la actividad productiva se ha moderado hasta el punto de que en noviembre pasado apenas alcanzó -3.4% y se proyecta que en diciembre se sitúe en torno a -1.5%.

La entidad sostiene que con este comportamiento, la economía dominicana cerraría el año 2020 con una caída interanual en torno a -6.7%, por debajo del promedio de América Latina.

«La tendencia exhibida por la economía dominicana en los últimos meses ha sido el resultado de un conjunto de medidas expansivas de corte monetario y fiscal orientadas a combatir los efectos de la pandemia. En efecto, a partir de marzo 2020, el BCRD y la Junta Monetaria han dispuesto el plan de estímulo monetario más amplio de Centroamérica y el Caribe, que incluye la reducción de 150 puntos básicos de la tasa de política monetaria hasta ubicarla en su mínimo histórico de 3.00% anual, facilidades de provisión de liquidez en moneda nacional y extranjera y medidas regulatorias temporales», detalla.

Afirma que, de forma particular, las medidas de liquidez en moneda nacional ascienden a unos RD$190 mil millones, equivalente a más del 4.0% del PIB, con el objetivo de propiciar que las entidades de intermediación financiera canalicen un mayor financiamiento a los sectores productivos y los hogares, así como incentivar las reestructuraciones y refinanciamientos de deuda, a bajas tasas de interés y plazos favorables.

Asimismo, señala que a la fecha, de las distintas facilidades dispuestas por el banco central, las entidades financieras han desembolsado más de RD$165 mil millones, por medio de unos 68 mil préstamos a empresas y hogares a través de las entidades de intermediación financiera.

Estas medidas han contribuido a una reducción significativa en más de 300 puntos básicos de las tasas de interés de la banca múltiple y a una expansión en torno a 9.0% del crédito privado en moneda nacional al cierre de 2020, una de las tasas de crecimiento más altas de América Latina, esperándose que se mantengan favorables las condiciones monetarias durante 2021 sirviendo de apoyo para la recuperación de la actividad económica.

Las condiciones vigentes de provisión de liquidez y menores tasas de interés, junto a las medidas de tratamiento regulatorio especial han contribuido a mitigar el impacto de la pandemia preservando la estabilidad del sistema financiero en un entorno de crisis. En ese sentido, informaciones preliminares indican que al cierre de 2020 el coeficiente de morosidad de las entidades de intermediación financiera se mantiene bajo en 1.94%, mientras que el indicador de rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) se ubicó en 15.3% y la Rentabilidad sobre los activos (ROA) en 1.74%.

De forma complementaria, para enfrentar la pandemia, la política fiscal ha incrementado el gasto en los sectores salud y educación, así como la implementación de programas sociales con el objetivo de mitigar el impacto sobre los empleos y los ingresos de los sectores más vulnerables. El gobierno del presidente Luis Abinader ha puesto en marcha múltiples programas de apoyo a los sectores productivos, tales como el turismo, la agricultura, la industria y las exportaciones, además del inicio de importantes proyectos de infraestructura y otros proyectos estratégicos que se estarán ejecutando a través de las Alianzas Público-Privadas, factores que contribuirán a mantener la senda de recuperación de la actividad económica en el transcurso de los próximos trimestres.

La acción coordinada de las política monetaria y fiscal y su apoyo continuo a la demanda interna, junto al restablecimiento progresivo de la actividad económica en los sectores productivos y la eventual implementación en el país del programa de vacunación contra el COVID-19, contribuirán a que la economía dominicana pueda alcanzar un crecimiento en torno al 6.0% durante el presente año, superior a su ritmo potencial, en un contexto de estabilidad de precios y de fuertes fundamentos macroeconómicos.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: