LA REPUBLICA

Buscan oficial retirado por muerte 2 mujeres

La Policía exhortó hoy a un teniente retirado de esa institución entregarse a las autoridades para que responda por el asesinato anoche de dos mujeres en el barrio La Zurza, frente a la antigua Cementera, próximo al río Isabela, en el Distrito Nacional, en cuyo hecho también resultó herido de bala el novio de una de las víctimas.

Se trata del teniente pensionado Ramón Araujo, acusado de matar a tiros, por las espaldas, a Aracely Manzueta Santiago, de 36 años, y a su amiga, Vanesa Antigua Mejía, de 26, mientras compartían en la casa de la primera, ubicada en la calle Héctor Pérez, del referido lugar.

La vocera de la Policía, teniente coronel Ana Jiménez Cruceta, dijo que hay equipos investigativos tras la pista del imputado de las muertes de las dos mujeres.

Según familiares de una de las mujeres, el exagente actuó en compañía de su hijo Alex Araujo.

Vanesa residía en Cristo Rey, pero fue al lugar a visitar a su novio, José Manuel Ureña Manzueta, quien resultó herido de bala durante un forcejeo con Ramón.

Ureña Manzueta está ingresado en el hospital Ney Arias Lora, en Villa Mella, Santo Domingo Norte, de acuerdo al informe del padre de Aracely, Efraín Manzueta.

Efraín aseguró que entre su hija y una vecina, a la que identificó como Indhira Araujo, hija de Ramón, existía un conflicto porque, según afirmó, ésta «vivía molesta por el progreso de Aracely».

«Todo ese problema inició con un audio que un hijo de Indhira le envió a Aracely, lo que luego provocó una pelea en la que una nieta mía (hija de Aracely) resultó con un brazo roto, por lo que fue detenida por la Fiscalía, donde luego un juez ordenó su libertad», dijo Manzueta.

Agregó que por la lesión sufrida por su nieta no se apresó al hijo de Indhira, y que cuando se ordenó la libertad de la hija de Aracely, la parte contraria amenazó con tomar venganza por la decisión del magistrado.

Esta muñeca, que probablemente fue el entretenimiento de una niña inocente del empobrecido sector La Zurza, de la capital, hoy sin proponérselo marca el lugar donde anoche cayeron los cuerpos de las jóvenes Aracelis Manzueta y Vanesa Antigua Mejía. Por el caso la Policía busca al teniente retirado de esa institución  Ramón Araújo. Las mujeres fueron asesinadas    tras un pleito entre dos vecinas.

«Indhira dijo que eso no se quedaría así, pero nunca pensé que su padre tomaría parte en eso porque se trataba de un problema entre mujeres, incluso, antes de cometer el hecho, él me vio y no me dijo nada», expresó.

El hecho ocurrió a las 8:00 de la noche mientras las víctimas escuchaban música cristiana en la azotea de la vivienda de Aracely, ubicada frente a la residencia de los victimarios.

En la azotea se observó sangre de las dos mujeres asesinadas, así como destrozos de las sillas donde ambas estaban sentadas.

Aracely trabajaba en la Cooperativa de Maestros, mientras Vanesa laboraba en la clínica Cruz Jiminián, donde fue llevado Ureña en estado grave tras recibir un disparo, de acuerdo al informe.

Vecinos del lugar expresaron su consternación por la muerte de las dos mujeres, y pidieron apresar al responsable para que pague por el hecho cometido.

Consideraron que hechos de esa naturaleza no deben quedar impunes en este país.

La violencia se ha incrementado en los últimos días en el país. Se recuerda que el pasado sábado un hombre mató a seis personas en Higüey y se suicidó.

En auge
En el país se reportan asesinatos todos los días por peleas o asuntos pasionales, la mayoría de los cuales están ligados al alcohol o uso de drogas, de acuerdo a informes oficiales. En muchas muertes violentas se han visto implicados policías y militares.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: