POLÍTICAS

PLD recibe peor embestida tras ser desalojado del poder; se le complica situación que ya era desfavorable

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) recibe en estos momentos su peor embestida luego de que fuera desterrado del poder tras perder las elecciones presidenciales y legislativas, el pasado 5 de julio, atravesando así una complicada y adversa situación que tuvo su cimiento en la división interna de esa organización luego de la salida del expresidente Leonel Fernández, quien abandonó esa entidad política para formar la Fuerza del Pueblo (FP).

El allanamiento judicial y arresto de varios ex funcionarios del pasado gobierno, proveedores privilegiados del Estado y presuntos testaferros, según la acusación del Ministerio Público, le complican más el cuadro ya desfavorable que ha venido arrastrando el PLD luego de que fuera desalojado del Palacio Nacional tras haber dominado el poder político en República Dominicana durante 16 años sucesivos.

El vía crucis o calvario que ha comenzado a transitar el Partido de la Liberación Dominicana lo coloca en un trance político altamente delicado, y estos casos de corrupción que hoy lo zarandea y dominan la palestra pública, le pone más distante su propósito y afán de recobrar la confianza que, sin duda, ha perdido del electorado.

Y es peor para los intereses de renovación y recuperación de la credibilidad del PLD cuando las acusaciones de presuntos actos dolosos que habrían involucrado cientos de millones de pesos del erario, le ha andado muy de cerca a la figura del expresidente Danilo Medina, ahora el único líder de ese partido, con el encarte en el expediente y apresamiento de dos de sus hermanos.

Si bien esta crisis por la que atraviesa el partido morado no necesariamente detendrá su proceso de recomposición interna, a través del IX Congreso Ordinario José Joaquín Bidó Medina, por lo menos este serio conflicto judicial que lo “asalta” en el camino será, con toda seguridad, una distracción y perturbación que afectará dentro y fuera de la parcela política que fundó el hoy extinto profesor Juan Bosch.

Y más que eso, eclipsará o mermará la fuerza opositora que está llamado a ejercer el partido que ha gobernado 20 de los últimos 25 años en el país.

Lo que ocurre ahora se veía venir, y en efecto, el propio Comité Político (CP) peledeista, en una reunión del pasado 6 de septiembre que encabezó el expresidente Medina, lanzaba una especie de reto a este gobierno para que lleve a los tribunales del país los casos de corrupción que funcionarios venían aireando en los medios de comunicación.

Cerca de consumarse los hechos, las autoridades oficiales a través de la Procuraduría General de la República, asumen el desafío que habían lanzado las altas instancias del PLD, y probablemente en cuestión de días los tribunales dominicanos estarían conociendo el fondo de las serias acusaciones de malversación de dinero público en la pasada administración, con las expectativas de que en el camino puedan surgir nuevos acusados y otros expedientes incriminatorios.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: